sábado, 6 de junio de 2009

¿POR QUÉ SE PIERDE LA BIODIVERSIDAD?: CAZA FURTIVA



La persecución despiadada de nuestra fauna por distintas técnicas de caza, ha puesto en jaque a numerosas especies y comprometido su subsistencia.


Pero si debe elegirse un tipo de caza especialmente perniciosa por los volúmenes que mueve y el afán de lucro que la origina, la caza comercial aparece como la más grave. Ya desde los lejanos tiempos de la conquista muchas especies fueron consideradas un importante recurso peletero o plumífero y desde entonces están sometidas a una constante expoliación del recurso.


Los motivos principales de captura comercial de nuestra fauna pueden agruparse en: pelíferos y/o plumíferos, e incluye en tal denominación la obtención de cueros de aplicación en marroquinería; mascotas o animales cautivos con fines canoros, ornamentales o de simple curiosidad y, en menor medida, como recursos proteicos.


Pero el problema no termina ahí, hay mucha gente que depende de la caza ilegal para vivir. Generalmente se trata de personas muy pobres a las cuales se les paga para salir a buscar animales y, como no tienen de qué vivir, lo hacen.
Lo peor de todo es que les pagan muy poco pero después esas pieles o cueros se venden súper caros, o sea que el final de cuentas se están aprovechando de su necesidad para que hagan algo ilegal y arriesguen su vida, su libertad y su ambiente.
Debemos procurar que la lucha contra la caza furtiva vaya acompañada de una alternativa económica para estas personas. De lo contrario estamos condenándolos a vivir rompiendo la ley o morir de hambre. Como verás, los problemas sociales son causa de los ambientales, pero si no cuidamos nuestro ambiente, su degradación es motivo de conflictos sociales y así sucesivamente.
Eso si, a quienes mantienen las redes de tráfico hay que castigarlos severamente. Quienes explotan animales y personas para ganar dinero, quienes ponen en peligro la supervivencia de nuestras especies en extinción deben ir a la cárcel junto con los miles y miles de personas que
las compran.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada